domingo, 1 de agosto de 2021

ANTIFÁBULA DE AGOSTO

 ANTIFÁBULA DE AGOSTO 

Cuando las cigarras se arañan el vientre entonando su canto el campo de olivos se convierte en mar. Suenan igual que sirenas soplando caracolas, oficio de pregoneras que anuncian el cenit del estío.

Es su música la que incita a amarse durante las siestas, la que quita el miedo de creernos solos en medio del universo susurrando que es posible y más decente brillar sin exhibirse.

Después vendrá la hormiga, negra de sol, sudada, víctima del primer síndrome de Diógenes conocido, a decir a boca llena que las cantoras son inútiles, que merecen la muerte por su holganza, olvidando que el peso les fue más leve trabajando a su son.

D. W

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...