jueves, 31 de diciembre de 2020

TERMINAMOS

 TERMINAMOS

Hace 366 días escribía en mi blog que cada año a empezar es una bolsa de frutos secos surtidos, que no sabes si te va a tocar un garbanzo tostado o un palitroque que te joda un empaste. 

Pues este ha sido el bisiesto de la bolsa mala. 

Hoy brindaré con champán, porque su nombre suena a locas burbujas cosquilleando la boca mientras que al decir “cava” visualizo una “fosa”, cosas mías. Este año nefasto para la Humanidad fue piadoso conmigo a pesar de traerme amarguras que me enmudecieron varias semanas. Recordaré 2020 como el año en que salió a la luz la Dela escondida, a contracorriente del Confinamiento. No es cierto que cuando tocas fondo solo queda opción de nadar hacia arriba; aún puedes seguir enterrándote en el lodo como un gusano, hasta llegar al mismo infierno.

“La buena suerte” acudió a mi socorro en forma de cometas esplendorosos llamados Rosa Montero y Maru San Martín, y no solo por ganar un concurso literario que permitirá a uno de mis cuentos vivir por siempre jamas en una Antología, sino por haber conocido a personas extraordinarias que usan las letras como dulcísima arma para embellecer el mundo.

Dar la bienvenida al veintiuno quiere decir que seguimos aquí a pesar del veinte o gracias a él, y será por algo.

Valiente inyección de Humildad nos ha suministrado.

D. W



 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...