jueves, 23 de julio de 2020

VENENOSOS

 VENENOSOS 
Encabrona saber que en España, durante el último cuarto de siglo, casi 22.000 animales silvestres o salvajes han sido envenenados por ganaderos y cazadores sin escrúpulos.
Los primeros aduciendo que les matan reses, (por cierto, reciben compensación económica), los segundos porque dicen que acaban con “sus” piezas, y se quedan sin el desahogo de reventarlas a tiros. 
Lo hacen con la cobardía del veneno aunque caigan a la vez los carroñeros, indispensables en todo hábitat.
Osos, lobos, águilas... una larguísima lista de espléndidas criaturas masacradas al cumplir con su instinto de supervivencia por quienes no respetan la naturaleza. Insensibles a sí los cadáveres de sus víctimas emponzoñan al descomponerse acuíferos y pozos o cualquiera de sus perros come el veneno. Ya parirán las hembras que hay muchas preñadas. Así se escogen los mejores y los débiles al sol, para que se mueran.
Estos son los que adornan sus casas con los despojos que su dinero les licita matar, los que bautizan a sus hijos con sangre de jabalí y venado.
Si les llega el día que sus ojos, su vida, dependan de la guía de un perro que agradezcan que ellos no conozcan el rencor. 
El odio es mal sentimiento, lo sé, pero no tengo otro para con esos cobardes.
D. W.


2 comentarios:

  1. Te entiendo, es muy difícil no sentir asco y rabia contra quienes siempre encuentran motivos para matar animales: por las reses, por "mi caza" o porque ensucian mi jardín, porque está enfermo y es débil...
    Pero seamos como perros, que no sienten odio ni rencores, y si piedad y amor

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, seamos como perros aunque no tengamos el alma pura como ellos.

    ResponderEliminar

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...