viernes, 17 de abril de 2020

TIBIEZA AZUL

(Relato/reto propuesto por Lamia Leopardo).
TIBIEZA AZUL
De una patada mandó la zapatilla a mitad de la calle. Luego otra y otra más hasta que el muchacho llegó a la puerta del colegio y abandonó su casual entretenimiento.
Allí fue atropellada por la bandada de niños que llegaban corriendo, arrastrando sus pesados carritos, luciendo aún en la cara pliegues de almohada.
Algunas madres se quedaron charlando un rato. A poco se dispersaron y la calle quedó en calma.
La zapatilla semejaba un animal abandonado ignorado por los transeúntes. Es sabido que solo dinero o algo brillante obliga a doblar el lomo.
Con un trotecillo alegre dos perros salchicha se lanzaron sobre el tierno zapato, tirando cada uno de un extremo en disputa por su posesión.
La voz de su ama los aplacó, “¡Poli, Femo, dejad de pelearos!”.
Llevaba en las manos una idéntica encontrada de igual forma dos calles más arriba, a los pies de un contenedor.
Les quitó el segundo botín como hiciera con el primero. Ellos protestaron pero Ama fue inconmovible. De ninguna manera los iba a dejar romper zapatos para que después la tomaran con los suyos.
De vuelta a casa metió los reencontrado en la lavadora, secándolos al sol de primavera.
Esa misma tarde rellenó con paja las zapatillas y cosió una anilla en cada talón para colgarlas en la ventana.
Unas semanas después la micropana azulada se llenaba de vida.
Dos familias aladas disfrutaron ese año los apartamentos mejor acondicionados de toda la ciudad. 
 D. W. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE(s) LEALTADES

   DE(s) LEALTADES (Felisa y Andrés 14)   Un par de días al mes Andrés le dice a Felisa que ha quedado con amigos siendo incierto. Se ducha,...