jueves, 30 de abril de 2020

INDIGNANTE

INDIGNANTE 
Me indigno al oír que caza y tauromaquia se permitirán en la desescalada al considerarse “deporte” y “arte” respectivamente.
Duele pensar que existan semejantes que disfruten descerrajándole la cabeza a un animal; acudiendo al campo después del desayuno con carajillo, montados en pseudo tanques que manejan igual que la escopeta.
No contentos con matar envenenan la tierra con plomo.
Solo sus barrigas son más gordas que su ego, a veces hasta se matan entre sí, o se les escapa una bala a la cabeza de un niño.
Ensucian la palabra deportista comparándose con ellos, lo digo  porque vivo con uno que lo es de verdad y la única sangre que lo mancha es la de las lesiones propias de su actividad.
El albero seguirá profanándose con matanzas, eso sí, los taurinos tendrán espacio para moverse en los tendidos pues deben respetar, si es que saben el significado, la distancia de nueve metros cuadrados.
Su lobby tiene parné para sufragarlo aún así ya han pedido y se les van a conceder ayudas. Otra vergüenza nacional que perdura por muy de izquierda y progresista que diga ser el gobierno; quien subvenciona también empuña el estoque. 
Me indigna que ese dinero no vaya para la cultura verdadera, teatros, cine, conciertos... pero claro, no se pueden comparar estas chorradas con torturar a un toro.
Y mucho menos a que tales partidas se destinen a cosas fútiles como Sanidad, Educación o fines Sociales. 
Me asquea tanta indignidad; este paletismo encastrado me subleva como Animalista y Humana.
Me indigna que lo indigno sea su delicia.
D. W.     (J 30A 2020). 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...