sábado, 28 de marzo de 2020

NUESTRO DANI

NUESTRO DANI
Si visitáis la Protectora de Animales de Málaga en jornada de puertas abiertas un voluntario os acompañará por el recinto.
A a derecha hay una explanada donde se yergue un árbol cuajado de nidos. En su alcorque unos modestos azulejos rezan: Plaza de Dani Rovira.
Nos llega la noticia de su enfermedad, él mismo la difunde sin aspavientos, tal como ha hecho siempre con todo en su vida.
Sus generosas donaciones a santuarios y asociaciones que trabajan por el bienestar animal han trascendido solo porque los propios beneficiarios lo han hecho saber.
Es tan profundo el amor que Dani siente por todas las criaturas que decidió no volver a comerlas. 
Nunca se olvidó de sus compañeros de especie, lo digo antes de que alguien saque el tema.
La recaudación de sus actuaciones navideñas en el teatro Alameda se las dedicaba íntegras a los niños desfavorecidos, proponiendo además a los espectadores llevar juguetes. 
Ahora es él quien necesita fuerzas. Todos los animalistas y la gente de buen corazón se las mandamos, aunque algún patriotero de pulsera lo odie por atreverse a decir que se avergüenza de un país donde la tortura se tiene como cultura. Olé sus cojones.
Saldremos de esta, compañero. Volverás a contar chistes, a presentar los Goyas y lo que te echen.
Porque personas como tú son imprescindibles y miles de corazones peludos te esperan. 
D. W. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE(s) LEALTADES

   DE(s) LEALTADES (Felisa y Andrés 14)   Un par de días al mes Andrés le dice a Felisa que ha quedado con amigos siendo incierto. Se ducha,...