martes, 3 de marzo de 2020

AMO

AMO
“La semana pasada llovió mucho y Amo no vino. Tenemos hambre, sed no porque los bidones de agua verdosa se han llenado por las goteras. 
Nos acurrucamos para olvidarnos del frío aunque estamos ya tan nerviosos por el encierro que acabamos peleándonos.
Luchamos por el trozo del chamizo donde da el sol, todos no cabemos y los más fuertes defienden el sitio a dentelladas.
Oímos el coche de Amo. Nos abren las puertas, nos amarran a un palo y nos enganchan tras el vehículo. Otras veces nos meten en un chenil con ruedas y varios pisos y nos llevan muy lejos.
Cuando nos sueltan corremos como locos. Hay multitud de olores. También ruidos fuertes de las escopetas. Los Amos hablan muy alto y beben de botellas que sacan de su chamarreta.
Al volver casi siempre falta algún hermano. No lo buscan porque Amo dice “mas hay de su casta que de la nuestra”. Además las hembras no dejan de parir y nunca mengua la rehala.
Hoy he estado torpe, me he doblado una pata al llevarle el conejo al Amo. Me dieron ganas de devorarlo pero debo esperar al rancho si no quiero probar sus botas.
Llegamos a “casa” ávidos por comer pan duro, hoy aumentado con arroz del que ha sobrado a los Amos.
Aunque casi todos tenemos nombre nos llaman por silbidos. A mi me ha dicho, “¡Eh tú, ioputa, ven pa cá!”.
Me toca la pata y aulló de dolor. Amo me sube al coche, quizás  me lleve a curar.
Bajamos y me pasa una cuerda por el cuello. Me acaricia y es tan  agradable que mi cola se mueve de placer. Nunca me había sentido así.
“Has servido bien pero la has cagao tío”, (yo no entiendo por qué me dice tío, me puso Entregáo de nombre). “Te va a costá cara la bulla”.
Siento la áspera cuerda apretando mi cuello. Amo me ha izado con ella y quedo colgado de la rama de un árbol.
Mis patas apenas tocan el suelo, ¡me asfixio!.
Pasan muchas horas y no puedo más. El castigo no acaba aunque  lo merezco por no haber cumplido.
Ya solo siento el olor de mis orines.
Amo no volverá”.
Dela Uvedoble
*Este relato fue publicado por la revista “El Observador” el lunes 2 de marzo de 2020. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...