domingo, 17 de octubre de 2021

APETITO

 APETITO

No se tienen ganas de escribir lo mismo que se desea comer un merengue.

U otro cuerpo.

En nada se parece a la necesidad de beber,

ni siquiera agua.

Evoca el placer de acostarse entre sábanas planchadas

en un cuarto ordenado.

Con el pasado en las baldas altas, 

el futuro sin desenvolver y con posibilidad de cambio.

Tomar el presente como té frío,  

con letras hormigas sobre mantel blanco. 

El ansia de escribir se asemeja a dejar los pulmones vacíos 

por el afán de volver a llenarlos.

D. W




No hay comentarios:

Publicar un comentario

PALOMAS TRUNCADAS

   PALOMAS TRUNCADAS      Una mas. Dos más. La macabra suma medra porque hay contables malditos cebando la columna del  haber con trazos de ...