lunes, 13 de abril de 2020

¿QUIEN PUEDE DECIRME...?

¿QUIEN PUEDE DECIRME...?
El poeta Marcos Ana cometió un pecado terrible:
“Quise llenar de Estrellas
El corazón del hombre...”
Por eso fue condenado a 23 años de prisión durante el franquismo. En la cárcel escribiría desolado:
“Decidme como es un árbol,
contadme el canto de un río 
cuando se cubre de pájaros...”.
Lo había ido olvidando tras el largo encierro.
Y yo os pido: traedme noticias del Parque, ¿sigue en su inicio el drago?, ¿está todavía el auditorio coronado por gaviotas, los bancos donde tantos novios se han besado?.
¿Existe aún esa vía larga que empieza en una plaza y termina en la Alameda?... no recuerdo su nombre... creo que la bautizó un marqués aunque ahora no caigo.
¿Seguirán Torrijos y los suyos bajo el obelisco, velados por Picasso y las palomas?.
Gracias a quien desde su atalaya da los buenos días con sabor a sal sé que el mar sigue en su sitio, igual y distinto, aunque puede que todo sea fruto de mi imaginación y las únicas olas estén en el moaré de las cortinas.
¿Habrá flores en los viveros, carteles anunciando teatro en las marquesinas?. 
Mi explorador esencial trae noticias del exterior y afirma que todo persiste aunque jamas fueron las calles más limpias y calladas. Pienso que me miente misericordiosamente. 
Creeré que mi vida anterior fue ensueño hasta que no vuelvan a pisar mis pies la ciudad donde he nacido. 
D. W. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE(s) LEALTADES

   DE(s) LEALTADES (Felisa y Andrés 14)   Un par de días al mes Andrés le dice a Felisa que ha quedado con amigos siendo incierto. Se ducha,...