lunes, 10 de febrero de 2020

ABIERTO POR OBRAS

ABIERTO POR OBRAS
La perpendicular a mi calle lleva meses fané y descangayada. Como en cesárea inversa la han abierto para meter en sus entrañas vísceras de PVC y hormigón, dejándola a la altura del siglo XXI aunque no hacía mucho desde su último lifting. 
Toda intervención de mejora implica paciencia y desorden pero esta no tiene visos de acabar. 
Los coches se anquilosan en los garajes, las casas se llenan de polvo y decibelios mientras los inquilinos vacían su paciencia.
Pronto le tocará a mi pedazo de asfalto ser profanado.
La solidaridad con los de esa calle no es más que pánico porque me veo en ese espejo. A más demoras con ellos más purgatorio  me espera.
Han plantado su caseta de herramientas con retrete y vestuario en una explanada. Parecen un circo postmoderno dispuesto cada día a dar la función, sin prisas por irse.
Los obreros hablan con la boca muy abierta, volviendo aire las consonantes y como pregonando.
Así me entero que dos de ellos se van a un balneario (cada uno con su parienta, supongo) a pasar el finde.
_”Zi estoy vivo, yavetú que noh vamo”.
_”Cagoenlaleshe, pos no lo vá a está”.
_”No je zabe, por esojay que difrutá, que noh junten de barro, de shocolate, y de tó”.
_”¡Ar yacuzi y a comé mollete!”.
Les deseo que el doble remojo les siente bien retornando con más bríos porque DIECIOCHO HOMBRES provistos de maquinaria durante CUATRO MESES para meter tres tubos y cubrir de porla una callejuela tiene mandanga. 
En su día alguien muy viejo, no se si exagerando, me dijo que mi casa está a la misma altitud que la torre de la Catedral. 
En doscientos años, cuando el mar llegue hasta aquí, igual un grupo de arqueólogos expurgan lo que hoy entierran. 
Encontrarán filtros de cigarro, algún guante y el folleto del balneario de marras. 
Y puede que piensen:
“Si estos aberruntan que íbamos a acabar respirando por  agallas, de enseguía hubieran pagao por meterse en agua”. 
D. W. 
*Este relato fue publicado por la revista “El Observador” el viernes 7 de febrero de 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...