lunes, 13 de enero de 2020

DONDE LAS DAN...

DONDE LAS DAN... 
Amanecía el día de reyes pero remoloneaba en levantarse.
Había asomado los ojillos sobre el embozo y poca cosa vio a los pies de la cama. Sabía a sus nueve años que los regalos los compran los papás y que la cosa no iba muy boyante.
Se alegraba que le hubieran descubierto el pastel ya que todas sus compañeras decían que según te portarás te traían porque los Reyes lo ven todo. 
Al menos estaba segura de haber sido obediente y que la escasez de juguetes era por falta de dinero simplemente.
A su hermano, por ser más chico, le traían más cosas y no lo habían empapado de la situación.
Le veía poca ventaja a ser la mayor: Un puzzle, un cuento y una caja de Alpinos. 
La vecinita pegó al timbre alborozada e histérica para enseñarle sus reyes. Docenas de juguetes abarrotaban su cuarto.
_”Ahora enséñame los tuyos”, dijo saliendo de estampida .
_”¿Solo estooo?, ¡Que poquilloooo!”.
_”Es que a las niñas grandes nos traen menos, a mi hermano le han dejado más”. 
_”Pos no, al mío que es más grande que tú le han llenado la cama”. Y dejó caer, “Habrás sido un poco mala”.
Se tuvo que morder la lengua. Le dieron ganas de gritarle la verdad y aguarle la ilusión. Pero se cayó. Ella siempre se callaba.
Era ya atardecido cuando una amiga de su madre llegó a la casa. Las oyó cuchichear “...es que mi hermana se los compró cuando fue a Madrid sin saber que los tenía. Y claro no los puede devolver. Y me acorde de tu niña”.
Tres bolsas como sacos de tres Reyes le traía.
La chiquilla, en trance, empezó a sacar de ellas cajas de vestidos, complementos, zapatitos para su Nancy, que la tenía con el puesto y una muda desde hacía cuatro eneros.
¡Y de los que no se veían por aquí!.
El timbre de la vecina se venía abajo.
_”¡Mira, mira...me lo habían dejado en casa de otra niña, que se habían equivocado. ¡Ves como no soy mala!” chamullaba llorando de alegría.
La otra, comida de envidia por el cambio de suerte, se mordía los labios. 
D. W. 
*Publicado en la revista “EL OBSERVADOR”, el viernes 10 de enero de 2020. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS

    PARÁBOLA DE LAS DEFECTUOSAS Día Mundial de la Fibromialgia y la fatiga crónica: 12 de mayo   De cada cien muñecas que fabricaba les eran...